Featured Slider

[Reseña] Todas las benditas decisiones de May Boeken

todas-benditas-decisiones

Después de la ruptura con Gary, Rebeka se refugia en casa de su hermano en Hallerburg, Alemania, para reorientar su vida e intentar olvidar cuanto antes al rockero norirlandés. Se siente perdida, herida y cabreada. Lo echa mucho de menos, pero se niega a recular e intentar arreglar las cosas con él.
A base de juergas en el Rocco’s —un peculiar bar ilegal—, los cuestionables consejos de su amiga Ana y una nueva amistad con su vecino Daniel —un espécimen germano guapo a rabiar—, consigue recuperar el rumbo. Pero lo que tiene el amor es que viene sin avisar y a veces llega sin llamar…
¿Su relación con Daniel se convertirá en amistad-algo-más? ¿O existirán las casualidades cósmicas y volverá a aparecer Gary en su vida? 
May Boeken · Phoebe · 349 páginas · Romántica contemporánea ·  

Volvemos con la historia de Rebeka y Gary. Si no habéis leído la primera parte, os aconsejo que no sigáis leyendo porque voy a empezar diciendo como terminaron sus personajes. Tras el fiasco que pasó en Nueva York, Rebeka hará lo que mejor se le da: salir huyendo. En este caso al principio no la culpaba porque evidentemente las palabras de Gary no fueron nada amables pero te das cuenta de que hay algo más detrás de todo, hay algo gordo que no puede ignorar, algo le ha pasado a Gary  y Rebeka no tiene ni idea. Y en este caso lo más fácil es romper con todo, veremos hasta cuando puede durar esa separación.

[Reseña] Todas mis canciones son para ti de Cristina González

todas-mis-canciones-son-para-ti
Leire sueña con triunfar en la música.
Un día asiste a un concierto de Aaric Lodge, y, sin esperarlo, la invitan a subir al escenario. 
Tras cantar una canción con él, Aaric la besa, y ella responde con un bofetón.
Lo que Leire no sabía era que su vida cambiaría por completo a partir de ese momento. 
¿Podrá Leire resistir la tremenda química que hay entre ambos?
Un beso y un bofetón cambiarán su vida...
Cristina González · Principal de los libros · 350 páginas · Contemporánea ·  

A Cristina González  la conocí con Querido Word hace un par de años y su historia me pareció muy original, por eso cuando Principal anunció esta novela con esta portada tan llamativa no dudé en hacerme con él. No puedo discutir que el libro engancha bastante porque me lo he leído en un par de días, las relaciones con un cantante de por medio siempre me gustan pero esta vez no ha sido todo lo genial que me esperaba, quizá hayan sido las expectativas, no lo sé. Os cuento lo que me ha parecido.


[Reseña] El honor de Preston de Mia Sheridan

honor-preston-mia-sheridan

Annalia se ha criado en la granja de los Sawyer, y ha crecido junto a los hijos gemelos de los dueños: a Cole le dio su primer beso, pero con Preston le une algo más, algo mucho más intenso, y ella sabe que es amor puro.
Preston ama profundamente a Annalia desde siempre, pero su sentido del honor, por su familia, por su gemelo, le impide conquistarla… Hasta que no puede resistirse más, y durante una calurosa noche de verano en la que sus mundos —y sus cuerpos— impactan, se desencadena una serie de acontecimientos que alterarán sus vidas para siempre y que provocan que Annalia desaparezca. 
Pero Annalia regresa a la granja pasado un tiempo para reclamar lo que tanto ansía su corazón, y se encontrará a un Preston que no sabe si puede perdonarla y que no quiere arriesgarse a volver a sufrir.
¿Impedirán el orgullo y la amargura que Preston se abra a lo único que ha anhelado siempre? ¿Podrá Annalia arreglar algo que está irremediablemente roto? ¿Se puede perdonar lo imperdonable?
Mia Sheridan · Phoebe · 314 páginas · Romántica contemporánea ·  

Como podéis ver abajo del todo de esta reseña he leído y reseñado todos los libros de Mia Sheridan y siempre son de mis favoritos. Tiene una pluma fantástica, adictiva, con personajes de diez a los que les pasan mil y una cosas para convertirlos en lo que son. Por ello, es inevitable comparar todos sus libros y todos sus protagonistas y este en concreto me ha gustado un poquito menos que los anteriores. Os cuento por qué.